No hay vacantes!

Archive for septiembre 2008

Por el día de hoy, la creatividad está en huelga.

Dios.

Posted on: septiembre 30, 2008

Esa gran metáfora que habla del último estadío que como seres conscientes queremos alcanzar, al que nos aferramos como predispuestos, en términos genéricos, le llamamos Dios.

Metáfora, eso es, aunque algunos se lo tomen literal,  Dios.

Pareciera que la realidad nos cuesta trabajo de lidiar con ella que tenemos siempre que estar buscando inspiración y para ello creamos metáforas, poesías, pintura, música, arte en general,  ciencia etc.

Ciencia? Si.

La ciencia se encuentra inspirada por el mismo motif que las ideas sobre Dios.

Las ideas sobre Dios manejan las metáforas para que nosotros lidiemos con la realidad que, como decía antes, perece que nos causa algo de desconcierto. La ciencia, por su lado,  busca entender dicha realidad para también lidiar con ella de manera más o menos cuerda, por eso la ciencia nunca está conforme.

Ni la locura tampoco.

Un día, de pronto el ser humano despertó, vio a su alrededor y comprendió que en este estado de consciencia, en este estado de cordura, se encontraba solo. Como si de una broma macabra de la naturaleza se tratara comprendió que podía volverse loco, si no es que ya lo estaba al ser el único ser consciente, con pleno auto reconocimiento como ser vivo y del plano en el que se encuentra, era el único del planeta. Es posible que con respecto del resto de seres vivos de este planeta seamos unos locos incapaces de convivir de manera corresponsable con nuestro entorno.

Entonces vinieron las metáforas.

Las primeras para representar y lidiar con las fuerzas de la naturaleza, el trueno, el sol, la lluvia, la noche, la luna etc.

Cuando se fueron entendiendo estas fuerzas, pero  sobre todo conforme se fue caminando y cambiando de modelos económicos las metáforas mudaron y pasaron a ser vehículos de manifestaciones y energías  del propio ser humano, el odio, el miedo, el coraje, el amor, la solidaridad, los impulsos sexuales  etc. pero todas relacionadas estrechamente con procesos bioquímicos nuestros.

Así, pasamos de metáforas agrícolas a metáforas de cazadores y viceversa.  Resuelta con mas o menos satisfacción la cuestión de la supervivencia como especie y habiendo dominado buena parte de nuestro entorno llegó el  advenimiento de los grandes iluminados y con ellos las metáforas se humanizan y se llega a un estado donde los iluminados nacen de vírgenes,  o de las costillas y costados de dioses, o de mujeres comunes preñadas por metáforas superiores y antiguas que de esta manera, no solo mandan el mensaje de que es momento de evolucionar en el entendimiento del mensaje sí no que también,  es momento de heredar la forma y la metáfora misma. Buda, Jesús, Quetzalcóatl y otros más son evidencia de esto.

La metáfora de Dios camina igual y de la mano que lo hace el ser humano en su historia. Hoy es el día en que algunos leen dichas metáforas con los prismas de hace 500, 1000 o más años aun. Lo hacen quienes, pretenden interpretar para el ser humano de hoy dichas metáforas unos, las adoran e idolatran y otros inútilmente las tratan de fustigar tratando a los relatos y escritos sagrados como si de hemerotecas se tratase. No comprenden que son solo eso, metáforas. No son relatos de hechos circunstanciales o biográficos.

La metáfora de Dios es eso, una metáfora de nuestro misterio, de nuestras preguntas, de nuestra propia trascendencia.

Por lo mismo a veces resulta aparentemente irracional. Dios es nuestra metáfora como especie pero a la vez es nuestra metáfora personal sea cual sea la forma y la imagen que se tenga de dicha metáfora.

Por más que digan que Dios ha muerto eso resulta falso porque sería tanto como decir que el mismo ser humano ha muerto. Porque Dios es el mismo ser humano, Dios es la metáfora ultima del ser humano.

Luego hablamos del manejo político que se ha hecho de esto y  que muchos es en lo que se basan para argumentar en contra de la idea de Dios.

Los dejo con un veideíto de Lennon y su canción “God”.

Etiquetas: , , ,

A menudo se concibe a un Buen profesional, como un experto con dominio técnico y capaz de conseguir un elevado rendimiento económico en su actividad1. El problema de éste tipo de concepción es que se deja de lado la calidad de lo “humano”, lo moral, lo éticamente correcto.

Me ha resultado bastante difícil en mi rol de periodista intentar mantenerme dentro de las reglas de redacción y gramática. Puesto que un proceso creativo “exitoso” depende de el tiempo de dedicación para realizarlo y cuánta experiencia tienes, pero sobre todo si se disfrutó mientras se creaba.

Es aún más complicado  escribir cuando se piensa en todas las exigencias bajo las que debes de unir este universo de palabras. La conciencia y la autocensura se vuelven las principales actores que te acompañan a la hora de escribir una noticia, una nota, o cualquier pensamiento que tenga el fin de informar a la comunidad.

Si bien mi experiencia como periodista no es amplia, mi profesión me sigue a todos lados. Siempre estoy a la espera de la verdad, mi instinto periodístico a flor de piel y esos comentarios internos, que se hacen cuando se está tras una noticia, son mis virtuales acompañantes. Así mismo, leo las noticias y me convierto en parte de la audiencia, interpreto y reflexiono acerca de qué pensó el periodista y si la noticia cumple con los requisitos que durante todos éstos años he estado aprendiendo, entre ellos la ética.

Pero para que éstos procesos se realicen es necesario conocer la existencia de los parámetros.  Como periodistas estamos en la obligación de manejar todas las reglas y normas que nos ayudan a ser responsables con nuestro objeto de trabajo: la información.
Leer el resto de esta entrada »

Paradojas de la vida… gringa. En casi todas las películas en donde tienen que hacer uso y aparición personajes de corte infantil o juvenil, uno de los valores que más se pregonan en el cine gringo es precisamente la honestidad y el mantener a costa de lo que sea, las propias convicciones sobre lo que es correcto o no, de cara a la trama a resolver. No es una cuestión de ética, pero la analogía no está mal planteada. En estas películas, el héroe siempre hace uso de valores éticos (a la norteamericana) para resolver la crisis final y poder convertirse en el héroe.

Estos valores y convicciones fueron los que muchos senadores del país al norte del nuestro utilizaron para poner en orden su conciencia y su deber para con su país. De esta forma el llamado del Tío Sam “Tu país te necesita” no fue atendido y el representante del Tío Sam se que quedó con el ojo cuadrado y la baba colgando. Su infabilísimo plan de rescatar la economía al más puro estilo mexicano le rebotó cual cheque de hule. Las consecuencias no se han hecho esperar y de la noche a la mañana 1.3 billones de dólares –1.3*10E12, se expresa en mi calculadora CASIO- desaparecieron.

¿Cómo desaparece tanto dinero si cuando le encontraron la lana al chino los billetes ocupaban un cuarto de 4*4metros por medio metro de altura? Eso que eran sólo 120 millones de dólares. Fácil. Ese dinero en realidad no existe ni ha existido y solo es la promesa de tiempos mejores –Moraleja: no creas en cuentos de hadas- Los legisladores de la Cámara Alta no quisieron cargar esta vez con el fracaso de las políticas del Babush y con su voto dejaron que la economía y sus políticas y Babush se las apañen como puedan (La Casa Blanca tiene que aprender del modelo mexicano, después de todo. O los disciplinas o se te salen del huacal).

No hagamos tanto drama, los representantes del Congreso gringo finalmente darán su brazo a torcer y votarán la medida para que Babush inyecte los más de 700 mil millones que ahora sí se irán completitos y enteritos al rescate de los ricos pero la lección allí está: Las personas son las que cuentan y no tanto los programas.

Ahora que los gringos pronto degustarán sus respectivos platos de FOBAPROA tal y como en su momento nos tocara hacerlo a nosotros, los vecinos del sur de su frontera, no dejo de revisar las optimistas (¿?) declaraciones del gordito que sale en la tele y que cada vez que se aparece mi televisor ByN marca “Zonda” tiembla y cruje como si en verdad estuviera cargando al personaje aquel. Nuevamente la voz optimista desecha cualquier peligro para México. Total, 700 mil millones de dólares no son nada. Así pues, ahora que lo impensable ha sucedido –me gustó la frase de Eoz así que impunemente la reciclo- considero imperativo el realizar una especie de lista de verificación de alternativas ahora que la economía gringa termine por desarmarse llevándose entre las patas a nuestra economía y nuestros bolsillos.

Acciones para sobrevivir al efecto Hot-dog.

1.- Reorienta tus destinos de compra y aprovisionamiento. Si antes eras Totalmente Palacio ahora sé Totalmente Mercado Sobre Ruedas. La ropa que llega en maletas provenientes de los USA es muy buena y barata. ¡Que no te de pena! Peor es andar en cueros.

2.- Restringe tus pasivos circulantes; en otras palabras, apriétate el cinturón. El modelito de teléfono celular bien te puede durar unos cinco años si es que lo cuidas con esmero. En cuanto a las llamadas, ¡Usa los SMS, MsM, SMM, MMs o como se llamen los mensajitos de 60 caracteres o menos! Toda idea puede ser expresada con sólo ocho palabras.

3.-¿Recargas el celular en la casa? ¿Lo mismo haces con la laptop? ¿O con cualquier otro aparato eléctrico? Modifica tus hábitos: que sea la empresa la que recargue tus aparatos. Aunque no lo creas, te ahorrarás una buena lana.

4.- Haz ejercicio.

5.- Implementa un plan de Austeridad republicana. Si antes llevabas a persona conocida del sexo opuesto, similar, parecido, diferente o indiferente a comer al VIP’s, Portón, Samborns, etc, ahora tendrás que llevarla a la fonda de $35 por comida corrida y Adopta la sana costumbre gringa de que cada quién pague su cuenta. Si te quiere, comprenderá y aceptará la situación; si no, ya es tiempo de cambiar.

6.- Cancela todas tus cuentas de MasTV, Cablevisión, Megared o Sky. Total, pagas $600 al mes y cuando ves la tele es porque estás al pendiente de “Ventaneando”, “La Academia” o “Fábrica de sueños”, si no eres tú sí tus familiares.

7.- No hay vuelta de hoja, la economía informal de este país es lo suficientemente flexible y diversificada como para satisfacer todas tus necesidades así pues, discos, dvd’s, paraguas y demás artículos pueden ser comprados con los ambulantes. ¿Qué estoy fomentando la competencia informal? Mira a tu alrededor. Los promotores de la competencia formal están ahorcados con sus propias estrategias.

8.- Revive la nostalgia del módem telefónico. Te permitirá establecer prioridades a la vez que ahorras lana: Tus amigos o Internet. Tú decides.

9.- No creas nada de lo que dice el gordito de la tele ni sus secuaces. Todos ellos tienen como dudosa virtud el que cuentan con Fecal para que les eche la mano y les resuelva la tarea.

10.-Olvídate del ingléS, ya va de salida, lo “inn” es el Chino o el Indi.

Los gigantes nos mueven con hilos de seda, del grosor de uno de sus cabellos, tejiéndolos al latido de nuestro corazón, nos elevan con la fuerza de una de sus sonrisas y nos derrumban con el peso de una de sus lágrimas. Así de gigantes son nuestros niños…

Yo fui niña, pero bien poca memoria me queda de aquello, ¿Qué extraño de esos tiempos? Extraño ese sentido de aventura que me daba el explorar…

Es una maravilla ver a un “gigante” superar en un año tres veces su peso al nacer…, terrible es al contrario verlos consumirse ante la falta de alimento o ante la incapacidad de su cuerpo para alimentarse, verlos perder calor mucho mas rápido que un adulto, verlos llorar de dolor… ver cómo deja de latir su corazón, devastador es verlos morir sin poder hacer nada… Maravilla, maravilla es verlos ovillarse en cualquier manta, pegaditos a tu cuerpo en el invierno de cada día…

‹‹Se va a morir››…. Comentaban entre médicos, delante de su cuerpecito lleno de mangueras y maquinas titilantes… Comentaban mientras pensaban que yo no los escuchaba…Y así sucedió, por muy infortunadas circunstancias, mi hijo murió.

Los hijos muertos, tema tan difícil. Con el paso del tiempo me fui dando cuenta que no estaba sola en ese duro camino, muchas madres y padres lloramos a nuestros hijos muertos. Situación totalmente antinatural, esperamos morir mucho antes que un hijo, nunca al contrario, los padres de hijos muertos no tenemos ni siquiera titulo, no somos ni viudos ni huérfanos, ni abandonados, sólo tenemos un hueco enorme en el corazón, un hueco enorme en la vida, por las venas se nos fugo el alma pero continuamos respirando. Así con los días me di cuenta que este era un tema que ninguna persona cercana querría tocar conmigo, que si por casualidad se hablaba seria de manera breve buscando cualquier excusa para cambiar de tema… y los entiendo, unos querían evitarme el dolor de recordar, cómo si por no hablarlo el dolor se pudiera borrar, para otros es tan insoportable la sola idea de pasar por esto que surge la negación , palabras de consuelo cómo ‹‹ era muy pequeño, apenas si conviviste con tú bebe, deberá dolerte menos ›› ¿Y acaso si son muy pequeños los hijos es mas grande o menor la perdida?. Con la muerte, justito a su lado, llega la culpa, llega y se pega a ti, se sienta en tu mesa, se mete a tu cama, va al trabajo contigo, por qué nunca, ni la acción más desesperada o heroica será suficiente, si perdiste la vida de un hijo… Alguna vez me han dicho, ‹‹has envejecido pronto… ›› ciertamente no debo lucir esplendida y me provoca una sonrisa interna saberme entera a pesar de las canas prematuras…

¿Por qué escribo esto?… Es un intento de exorcismo por qué a sido demasiado el dolor para saber con claridad que hacer con él… lo que si se, es que estoy viva! Con la piel menos lozana quizá, con menos brillo en los ojos, con más penas que se pegaron a mi vida como imán después de perderlo, pero !VIVA! Hoy mi lengua larga necesita anunciarlo, harta de la rabia, de la culpa y del dolor, hoy ¡“Mudo de piel” por qué estoy viva! Y no se cómo, pero agradezco estar viva, no sobrevivir, sino disfrutar, sentir, reír, planear, a veces puedo mandar la culpa a lo más profundo de mi colchón y recordar sólo las alegrías que mi hijo nos regalo, al igual que otros padres y madres que han decidido continuar caminando al lado de todos los demás regalos que la vida nos sigue dando.
“Tú ángel mió luchaste por vivir, yo elijo vivir luchando”

Principio de todo nos emociona, nos sugestiona y nos hace volar hacía espacios oníricos. Principio de todo es emocionante, es casi orgíastico, casi una forma de vida.

Principio de amor nos emociona; principio de odio nos aniquila; principio de principio de vida es durar; principio de muerte es volver a vivir; principio de soñar es caer de pie; principio de realidad es soñar con los ojos abiertos.

Principio de adolescencia es crecer sin saber de qué se trata; principio de vejez es caminar más lento, pero sabiendo de que se trata; principio de escribir es abrirse sin temer; principio de hablar es desnudarse sin pudor.

Principio de pornografía es fornicar tocando rock and roll; principio de erotismo es fornicar tocando a Mahler; principio del deseo es luchar con el ser amado; principio de la entrega total es buscar en los ojos la dicha inmensa.

El principio de la felicidad es ser el príncipe del cuento de hadas. Sólamente es eso.

No sean perezosos, este blog es de todos y escriban, escriban, escriban.

¿Acaso les da miedo abrir sus corazones?

Escribir en la actualidad no es un acto de pureza intelectual, sino renunciar sin posibilidad de retorno a mostrar tus posturas frente a la vida. Escribir para que otros te lean, no es fácil; más bien del carajo. No sabes si eres claro con lo que quieres decir, sin va a ser comentado tus posturas, si en realidad escribes por convicción o por llenar el espacio vacío.

Me frustro cuando leo mis notas, reportajes o simples opiniones porque me doy cuenta que simplemente estoy a años luz de muchos de los grandes periodistas o escritores que admiro; me frustro al leer a amigos, colegas o simples desconocidos que cuentan con el don de escribir claro, consciso y preciso; me frustro al no encontrar la inmortalidad anhelada a través de mis escritos.

Escribo lo que se me ocurre. Por falta de tiempo no logro aterrizar mis ideas de manera clara.

Lo único que puedo decir acerca de escribir, que trato de ser honesto y congruente con lo que pienso.

No hay más que seguir adelante.