No hay vacantes!

Espectros del Centro…

Posted on: septiembre 25, 2008

Felípe despertó de un sueño que insistía en preservarse a través del día, un extraño malestar lo hacía sentir que ése mes de Septiembre no sería igual a todos, posó sus ojos en la piel llagada que envolvía sus desgracias y lamentos, y ,sorprendido, divisó cientos de manchas negras que habían aparecido milagrosamente durante la noche a lo largo de sus venas, la resaca del sábado anterior producto de las borracheras solitarias lo obligaban a dormir en muchos casos todo el domingo, por lo cùal le fuè imposible percatarse en que momento se diò ése brote macabro, de inmediato corrió al espejo, el desgaste físico era más que evidente, ya eran años los que tenía soportando los embates terribles de lo que él consideraba un “mal necesario”:                                                              

– “Los virus tienen que existir, las bacterias, es la historia del hombre y de los tiempos, siempre habrá organismos superiores que destruyan a los menores, a los míseros micro-organismos que quieren aposentarse en la parte más privilegiada del cuerpo, ja, que ingenuos” -, comentaba con sorna cuándo alguien tocaba el tema en la mesa.

Pero ésta ocasión era diferente, ahora su propio cuerpo había sido invadido por aquellas manchas sucias y desaliñadas, lo que el espejo le arrojaba lo envolvía en una realidad que se negaba a aceptar, las manchas se movían, tenían vida propia, y a cada momento se extendían más y más por sus extremidades, jamás imaginó que ésas pequeñas larvas, insignificantes y famélicas, fueran capaces de unirse en un solo bloque, siempre ha sido un salpullido, una verruga que arrancaba con una facilidad pasmosa, bastaba remover la parte superior para que fuera desvaneciéndose poco a poco, ahora era testigo que cómo devoraban lentamente sus arterias dejándolas sin capacidad de circulación; un espasmo de angustia y miedo  relampagueó en su exigua mente, el terror de perder su falaz salud lo hizo caer presa completamente del horror y la paranoia, se preguntaba si el repelente sería lo idóneo en éstos casos, pero la hipótesis de que, en vez de exterminar “en caliente” las manchas plastificadas se expandieran por todo el cuerpo lo hizo sentir mareos profundos y desequilibrantes, sus pensamientos se volvieron más confusos, intentó tomar una parte del mapa entre rojo y negro que ya casi cubría todo su cuerpo para llevarla a que fuese examinada, pero al arrancarla de tajo provocó que se abriese una herida, una herida que sangraba profusamente y de una profundidad pavorosa que le hizo ver sus propias entrañas, trató desesperadamente de poner la mancha en su lugar, pero la herida ya no cerraba, se había desatado en su organismo una especie de infección que para desgracia suya ya le había sido augurada…

-Ya no tire tanto de la cuerda amigo, el hilo se está deshaciendo por lo más delgado –

– Tonterías dr. Cartens, estoy en excelente forma –

– Mi obligación es avisarle, si ésa infección se sale de control no tendrá más que dos caminos que puede convertirse en uno –

-Yo soy amigo de todos doc, hasta de éstos gérmenes, jajajajaja –

Y Felípe reía y reía, con ésa sonrisa que dà la seguridad ficticia que alimentan los médicos aduladores e hipócritas; ahora su propia voz lo hacía ahogarse entremezclada con llanto; regresó a su cama, intentó alimentar su ánimo pensando en la jubilación, y en la desaparición mágica de ésos puntos negros que, ya para ésos momentos, le  habían arrancado el brazo DERECHO y se dirigían con una velocidad pasmosa a la parte neurálgica de su organismo, volvió a cerrar los ojos; sintió por primera vez que su final estaba cerca; un calor insoportable se apoderó de su cuerpo, el miedo a morir sin ser recordado por nadie le borró de inmediato cualquier atisbo de alegría o tranquilidad de la podredumbre que ya era su cara.

Anuncios

3 comentarios to "Espectros del Centro…"

que buen relato amigo, cualquier nalogia entre el paciente terminal y su doctor de cabecera son meras coincidencias.
excelente.
saludos sadac.

Y sigue la saga mágica, cómico, musical “el ataque de los clownes” ?

Ay mi’jo!
Consígase novia mi’jo y deje de hacerle al onanismo mental con nosotros.

Get a life! 😀

Ahora resulta que los trolls tienena agenda? Los fines de semana no trollean? Les cierran el ciber o no tienen otra compu que la de la oficina? Sigue participando algún día me imitarás mejor 😉

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: