No hay vacantes!

Periódico

Posted on: septiembre 25, 2008

Una fiesta grandiosa fue la que organizaron la famila Pérez: ambiente inmejorable, sabrosas viandas, refrescantes bebidas y asistentes dispuestos a pasarla bien.

Todo cambió cuando la luz descendió de los cielos y habló a los presentes: “Ustedes serán protagonistas de la salvación del mundo o su destrucción. Oscuros de alma son los seres humanos y Dios, nuestro señor, no está dispuesto un minuto más seguir con su existencia. Son una plaga que nuestro creador está arrepentido de haber dado a luz y ahora es el momento de pagar”.

El terror se apoderó de los presentes. Sin embargo, no podía irse de ahí y escuchaban aquella voz de dulce tonada y terribles palabras.

“Juan Pérez, de 21 años, Manuel Gómez, de 35 años y Rogelio Torres, de 71 años, son los elegidos para salvar a la humanidad. Lo que tienen que hacer es estudiar y aprender todo el conocimiento humano que existe. Si fallan en las preguntas que le haré dentro de una semana, el fin del mundo será su fin y por su incompetencia e ignorancia, no podrán vivir más.” Sentenció la luz y advirtió que se encontrarían en el mismo lugar, misma hora y mismos asistentes para el exámen.

Juan y Manuel no podía entender el por qué fueron elegidos y el terror de tamaña responsabilidad conferida. Se reunieron desesperados para acordar donde iban a estudiar y qué. Al acercarse a Rogelio -fumando tranquilamente un cigarro-, preguntaron que opinaba de lo acordado y el respondió: “Tranquilo, yo con leer el periódico es más que suficiente. Hagan lo que crean conveniente ustedes. Nos vemos la próxima semana”.

Incrédulos lo vieron alejarse y se reunieron para comenzar a estudiar.

Durante una semana estudiaron lo posible y consultaron de todo en internet. Mientras Rogelio leía todas las mañanas su periódico; en las tardes comía con su esposa y jugaba con sus nietos; en la noche platicaba con su familia y se acostaba temprano.

Así pasó una semana.

Al  volverse a ver en el mismo lugar donde la luz apareció, Juan y Manuel apenas se podían sostener en pie a causa del sueño, cansancio y estrés de aprender todo el conocimiento humano en siete días. Imposible.

Rogelio apareció fresco con su periódico de siempre. Se sentó tranquilo y leyó. Los asistentes regresaron todos -algunos con sus mismas ropas- convencidos que llegó el fin del mundo y deseaban ver a los ineptos que no pudieron responder las preguntas que la luz haría.

Bajó la luz. Un helado silencio se apoderó del salón. En seguida habló: “Se ha cumplido el plazo. Iniciemos con las preguntas y si alguno de ustedes falla, el fin de los tiempos será para la humanidad. Ha dicho Dios”.

En ese momento se levantó Rogelio y pidió la palabra: “No podemos realizar el exámen”.

La luz, con tono indiferente, preguntó el por qué. Respondió el anciano lo siguiente: “Tengo en mis manos el periódico de hoy y publica que echaron a andar una máquina de andrones en Suiza. Esta emulará el Bing Bang, pero a nivel minúsculo. Entonces, no sabemos todo porque si no funcioná la máquina, no podremos saber que pasará y todo el cúmulo de información que proporcionará a los seres humanos. Estámos en franca desventaja porque Dios sabe que pasará y cual es la respuesta de la creación del universo, nosotros no. Hago la petición de posponer el exámen hasta dentro de 50 años para saber los resultados del experimento.”

Unos cuantos segundos la luz demoró en dar respuesta: “Tienes razón. Eso no es justo y no pueden saber todo el conocimiento cuando se hacen experimentos que cambiarían el curso de la historia. La petición de posponer el exámen hasta dentro de 50 años, me parece adecuada. Es una nueva oportunidad que se salven de la ignorancia y la fetidéz de las malas pasiones. Estaremos aquí”.

Desapareció la luz y los asistentes suspiraron aliviados. Los otros dos participantes se desmayaron gracias a la presión de la semana. Abrazos y besos a los que salvaron a la humanidad. Rogelio se acercó al joven Juan, acarició su melena y le sugirió: “Hace 50 años, un viejo nos salvó explicando que no podíamos saber si el comunismo era la mejor opción para un mundo mejor. Así fue como la humanidad sigue aquí. A ti te tocará dentro de 50 años este episodio de nuevo. Sólo lee el periódico, así salvarás a tus semejantes. Adiós.”

Se alejo de la mano con su esposa.

Juan musitó “Nos vemos en 50 años”.

Anuncios

1 Response to "Periódico"

que buena historia nos relataste. y asi la humanidad lleva milenios. me dejo un gran sabor de boca.
gracias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


  • Ninguna
  • Yamir De Jesús: Si fuera veras y bien documentado dicho libro y no mitos que muchos mexicanos se tragan te apoyaria
  • exram: Y es que desvian la critica al sistema que con tal de la ganancia no le preocupa el medio ambiente, al ser humano que no le preocupa el medio ambiente
  • eoz: Ya siento que te quiero!!
A %d blogueros les gusta esto: