No hay vacantes!

2 de noviembre.

Posted on: noviembre 3, 2008

2 de noviembre

2 de noviembre

Pa’ qué le pongo ofrenda a mi madre. Yo no creo en esas cosas”. Decía el hijo ingrato cuando la víspera de todos los Santos. Jijo desobediente y pendenciero ese día más bien se dedicó al jolgorio y diversión y con varios tragos entre pecho y espalda, lo alcanzó la noche y el repicar de las campanas de la iglesia del pueblo. “Es la hora pa’ que las ánimas regresen” Se dijo de pronto el hombre aquél, ya las estrellas empezaban a brillar y haciendo “eses” por todo el camino emprendió el regreso a su casa. La oscuridad pronto hizo su arribo y la noche negra como boca de lobo se apoderó de todo el valle; allá a lo lejos, se alcanzaba a ver a un individuo en completo estado de ebriedad que luchaba por tenerse en pie al mismo tiempo que avanzaba algunos pasos, ora a la derecha hasta casi tropezar con los magueyes que delimitaban esa parte del sendero, ora recargándose en los pirules y cedros que marcaban el otro lindero del camino.

De pronto los vio venir. A lo lejos avanzando hacia él, una procesión de almas fulgurantes y destellando blancura lechosa y luminiscente; pequeñas motas que poco a poco se convertían en personas avanzaban hacia donde el borracho, perplejo por la visión, se había quedado quieto, muy quietecito, como si en el moverse le fuera la vida; blanco él por el terror hasta la borrachera de golpe habíale desaparecido de la faz. Sí, la procesión de almas de aquellos que habían vuelto ese año como todos los años pasaba delante de él y ninguno de los espectros lo miraba como si no existiera. Todos caminaban en una conversación muy amena entre ellos, presumían los manjares y presentes que sus familiares vivos les habían dejado. Unos con grandes cirios alumbraban e iluminaban el camino a los demás; otros, decían salud, salud, o se limpiaban una y otra vez los dedos que se habían manchado de mole mientras eructaban de satisfacción por el hambre calmada. El asombrado y ahora de nuevo en su juicio hombre no podía dar crédito a sus ojos; entre el franco terror que sentía por los aparecidos también se mezclaba la curiosidad y el asombro. “Si existen, si existen los muertos y sí vienen cada año” Se decía una y otra vez cuando de pronto la vio; su madre era la última alma de la procesión y a diferencia de los otros, ella no reía y apenas se podía distinguir gracias a la luz de las velas, veladoras y cirios de los demás que caminaban por delante de ella. En las manos de ésta última alma, se veía una especie de pasta o algo que cargaba; sólo al acercarse más se podía distinguir que era una boñiga de vaca, una hez de estos rumiantes que de vez en vez se utiliza para alumbrar el camino prendiéndole fuego pero que al quemarse desprende un olor desagradable. Era eso lo que traía esta últma alma en sus manos, el excremento de buey que su hijo le dejara como único presente en su ofrenda para el día de muertos.

Hace ya años, muchos años que mis mayores me contaron esta historia y tal vez sea por esto que la ofrenda está cada dos de noviembre presente, no importando crisis, devaluaciones o recesiones globalmente abarcadoras. La ofrenda para aquellos que van un paso delante de nosotros y que año con año regresan para ver cómo hemos sobrevivido a la vida sin ellos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


  • Yamir De Jesús: Si fuera veras y bien documentado dicho libro y no mitos que muchos mexicanos se tragan te apoyaria
  • exram: Y es que desvian la critica al sistema que con tal de la ganancia no le preocupa el medio ambiente, al ser humano que no le preocupa el medio ambiente
  • eoz: Ya siento que te quiero!!
A %d blogueros les gusta esto: