No hay vacantes!

El Pípila de allende el Río Bravo.

Posted on: enero 19, 2009

Sale el nefasto y llega el esperado y laureado héroe que sacará a todos los bueyes de la barranca.

Llega, no en blanco corcel ni enfundado en destellante armadura sino en traje sastre y a pie. Barack Obama llega a la Casa Blanca y la esperanza de Fecal y muchos otros están puestas en las espaldas de quien será el primer gobernante de color un poco más moreno que el acostumbrado en ejercer el máximo cargo del país de las barras y las estrellas.

Todo es expectación y no es para menos. La crisis económica gringa que ahora es cruda mundial monumental ha puesto a más de uno con el Jesús en la boca y ahora hasta santo lo van a querer hacer; Barack Obama carga sobre su ser las esperanzas y anhelos no sólo de sus conciudadanos sino de israelíes y palestinos, de ingleses y españoles, iraquíes y paquistaníes, venezolanos y colombianos, empresarios y desempleados, deudores y acreedores; todos ellos juntitos se apretujan en una loza que está atada sobre los hombros del 44avo presidente gringo. También se han encaramado en esa piedra los narcos mexicanos y Fecal.

Sobre los penúltimos, como los escorpiones que son (por naturaleza, un escorpión es peligroso, muy peligroso) Obama tendrá que destinar, forzosamente, un poco de su tiempo en atender a estos insignes caballeros –y damas, pues no dudo ni por un momento que la equidad de sexo aquí también se hace presente-

Falta solamente mencionar al último de la lista; Fecal y el resto de su gabinete. Todos ellos ya prendieron su veladora y estarán al pendiente de la toma de posesión de este nuevo Pípila Norteamericano. El problema es que no es en la toma de posesión en donde se habrán de resolver los problemas del mundo sino en las reuniones venideras y las acciones consecuentes. Lo malo para nosotros, los mexicanos, es que FeCal le apostó a McKain y lo dijo públicamente. Si algo tengo muy presente de la mentalidad de los gringos es esa frase de McArthur “Volveré” y ya ven, regresó y puso como lazo de cochino a los japoneses que alguna vez se burlaron de él.

Anuncios
Etiquetas: , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: