No hay vacantes!

Nunca fuí interesante

Posted on: marzo 22, 2009

Nunca fuí el hombre más interesante. Pero te escribo estas líneas para expresar lo que siento y no puedo canalizarlo más que en palabras.

Han pasado años desde que mi mirada localizó tu delgado cuerpo que apenas insinuaba formas de Venus que nadie captaba. Recuerdo la bolita en mi estómago cada vez que te veía y que el real motivo para ir a la escuela, eras tu.

¿Sabes que me encanta de tí? Esa forma de escribir tu nombre en manuscrito, como si algún monje estilizara en papiro el nombre del Todopoderoso para cuidarlo y que los mismos arzobispos lo idolatrarán; adoro esa forma de escribir aún con faltas de ortografía y sintaxís de un niño de ocho años. Me encanta tu escandalósa sonrisa que no es discreta, tan húmeda como la selva tabasqueña. Me encanta esa forma que mandabas a la chingada a cuanto individuo merodeaba tu cuerpo, esperando ser el dueño de tus fantasías más sucias.

Un psicólogo etiquetaría lo que siento como una obsesión malsana, un trauma o un asunto sin resolver. Aunque no lo creas y absurdo es, siento que existe un vínculo entre nosotros y que no puede ser roto tan fácil, como si lo que siento por ti fuera la razón misma por la que estoy vivo. ¿Qué embrujo me diste para seguir pensando en tí? ¿Por que sigues apareciendo en mis sueños, aún cuando siento que paso por buenos momento?

Enterado estoy que eres dichosa y no soy el hombre que te hace feliz. A veces, en los momentos más iluminados del día, envío una plegaría para que seas la mujer más feliz del universo. Se que eres dichosa porque estás con el hombre de tu vida (que no soy yo), que amas a tus hijos (que no son los míos) y porque, estás en cualquier lugar, menos conmigo.

Existe Dios porque he visto su más maravillosa obra de la creación: tu.

Aún así, no tengo palabras para describirte.

Sólo puedo escribir quere eres bella, hermosa, un manjar para un depravado como yo, una diosa con todo lo que tienes bien puesto, un motivo para despertar cada día, un pretexto para volar si alas, un poema en tus muslos, labios carnósos que quiero comerlos, las pecas más sensuales que cutis contengan, una noche eterna con estrellas brillantes, un infierno que vivo eternamente, un melodrama sin final, tu nombre que es melodía al pronunciarlo, tu cabello risado, tu caminar garboso, tu mirada tan tuya y tan misteriosa.

No hay palabras. Eres única y yo tan ordinario.

 

Anuncios

2 comentarios to "Nunca fuí interesante"

eso, mi chingon, se le llama amor….

un abrazo fraterno

es un mensaje muy hermoso
y no creeo que sea triste por
que eso hace feliz a las personas
pensar en alguien que invoca tales
sensaciones.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: