No hay vacantes!

De la sinceridad y la austeridad (de la razón)

Posted on: mayo 4, 2009

¿Cuántas veces nos hemos visto envueltos en una discusión que parece vaivén de razones y fundamentos que oscila peor que el peso frente al dólar? Sin duda, puedo apostar hipotético lector, que en más de una ocasión nos hemos visto envueltos en una discusión incluso entre amigos (casi hasta de compadres), donde decimos “la verdad” a quemarropa, sin miramientos ni tapujos, que más bien es un “hasta donde te duela”.

Quisiera detallar un poco de eso, porque yo mismo he cometido esa situación (ni error ni pecado): nos enfrascamos tanto en que “tenemos la razón” en “yo estoy bien y te voy a decir la verdad aunque te duela” que dejamos de mirar la razón por la cual decimos las cosas, o bien, la razón por la cual inicialmente decíamos las cosas: ayudar a alguien más.

Tan sólo escuchar a alguien, sobre todo si tiene problemas, es un desahogo para la persona envuelta en problemas y afrentas que van desde las existenciales hasta las personales, desde  la eterna duda de Hamlet (ser o no ser) hasta las banalidades dignas de un dorian gray cualquiera.

El escuchar a otras personas no es delimitativo a las amistades, yo creo que en más de una ocasión hemos escuchado a propios y extraños sin que para ello exista una amistad per se.

Sin embargo, quisiera detallar un error que comúnmente cometemos (sí, quiero generalizar un poco): el “yo tengo la razón y te la diré, aunque te duela”. Cuando creemos (o queremos) ayudar a alguien haciéndole ver nuestro punto de vista, y, sin tapujos (ni vaselina ni otro medio que facilite la digestión intelectual o sentimental) le decimos “la verdad” o más bien, nuestro punto de vista sin importar los sentimientos de la otra persona.

La verdad os hará libres” reza un famoso pasaje de la biblia pero yo creo algo: que una “verdad” (o punto de vista distinto) dicho a quemarropa en un momento difícil es tan o hasta más cruel que una mentira o no ser sincero. La verdad cruel, a quemarropa y sin importar la otra persona es el extremo opuesto a la mentira….. y en la vida, nunca es bueno irse a los extremos.

El detalle más duro viene cuando, si la otra persona se ofende, nos podemos escudar en “es la verdad y pensé que siempre te gustaba que te dijera la verdad” o “asimila verdad simple y llanamente” ¿En qué momento creímos que la otra persona asimilaría de forma natural lo que nosotros creemos dicho de una forma tan cruel y, siendo sinceros, casi insultante?

Con esto no quiero decir que es bueno mentir, NO, la mentira es un extremo de la vara, pero la verdad a quemarropa y sin contemplar a la otra persona, es el otro extremo de la misma…. Y en la vida, nunca es bueno irse a los extremos.

Sólo un pequeño pensamiento de una mente que busca un equilibrio de su existencia.

Anuncios

7 comentarios to "De la sinceridad y la austeridad (de la razón)"

Este tema es muy polemico por que si bien la verdad “CRUDA” puede herir, mas vale gozar de CERTIDUMBRE apoyada en una realidad objetiva que vivir en un “mundo feliz” a la CORNEJO o nembutalizado en los melodramas televisivos y mediaticos.

Tampoco creo que por no herir a la gente debamos CALIBRAR la dosis de verdad que le vamos a administrar por que eso seria tanto como Maquillar la razón, y aunque ADMITO que el universo mismo existe en el equilibrio, de ninguna manera comparto la idea de disificar nuestras aproximaciones a la realidad.

En efecto exponer nuestros puntos de vista como “yo tengo la razon” pueden ser nocivos no solo por el hecho de herir suceptibilidades, sino por que podemos cometer errores de metodo al realizar afirmaciones cuya probidad pudiera ser RELATIVA.

El calcular nuestras opiniones debiera en efecto calcularse pero no enterminos de HERIR O NO HERIR los sentimientos de nadie sino en terminos de procurar un acercamiento lo mas objetivamente posible con la realidad y no tanto con NUESTRA VERDAD particular.

No se olvide q

no se olvide que el hecho de que la gente se sienta herida al confrontar la realidad es un defecto cultural debida a la circunstancia de espacio y tiempo, y no tanto una condision inherente al ser humano, por que en la historia ha habido muchos casos donde la verdad propia tuvo que ser sacrificada en funcion de la VERDAD objetiva, vease el caso de Johannes Kepler cuyas creencias acerca delñ movimiento de los astros estaban intimamente ligadas a sus creencias religiosas y a su formacion en una cultura grecolatina, sin embargo por mas que le hiriese la verdad de las EVIDENCIAS objetivas tubo que reconocer que los astros no se mueven en funcion de los SOLIDOS PERFECTOS y que no0 solo la tierra no es el centro del universo sino que, ademas el sitema solar mismo tampoco lo es.

En otro estadio de nuestra evolucion quizas le dejemos de tener tanto miedo a la verdad tal como ahora le dejamos de tener tanto miedo al ruido y al fuego. ( digo si le tenemos miedo pero como sabemos lidiar con el fuego pues deja de asustarnos tanto)

TAL VES SEA COSA DE QUE NO ESTAMOS ACOSTUMBRADOS A LIDIAR CON LA VERDAD ( yo diria A RECONOCER la realidad ) DEBIDO A LA NUBE MEDIATICA QUE NUBLA NUESTRAS CONCIENCIAS.

Por ello cuando se nos lanza la verdad a “quemaropa” pues nos sentimos deslumbrados y hasta “HERIDOS”

TAN TAN… se acabo CORTA

A ver Asero07, quizá porque eres nuevo en el blog, no entiendes por donde va este asunto.

Yo no quise “politizar” el asunto con las nubes mediáticas y/o mentiras que se manejan en medios de difusión masivos (llámese televisión, radio, cine, etc.), eso todos los sabemos de antemano que si queremos escuchar mentiras, prende la tele.

El punto que yo quería tocar es cuando se trata de un nivel PERSONAL: cuando hay un “yo” y un “tú” que nos vemos y/o conversamos de forma directa y donde la cerrazón a la razón propia puede causar peores controversias que el rapto de Helena de Troya.

A nivel PERSONAL (que es lo que toca mi tema, jamás metí la politización de medios y sus mentiras), es cuando, sin jamás mentir ni querer ocultar la verdad, podemos hablar sin cerrarse en la razón propia, sino pensando en la otra persona, sin mentiras pero tampoco verdades crueles…. el punto medio.

Al fin y al cabo, la vida se trata de jamás irse a los extremos ¿no?

Bueno lamento que de todo el texto solo te quedaras con lo que dije en la tercera y cuarta lineas del primer comentario.

Pero en realidad me referia a que vale mas una verdad que una mentira a medias por que lo que debe regir es nuestra intecion de acercarnos a la realidad objetiva mas que a la aceptacion social.

Y, que en efecto, en la comunicacion de PERSONA A PERSONA puede darse el hecho de que la verdad ABSOLUTAMENTE cierta de uno, ofenda o incomode a quien no la comparte, pero que ello es mas un efecto sintomatico de nuestra propia INCAPACIDAD para convivir con las ideas agenas.
De este modo, el sentirnos heridos por la verdad a quemaropa solo es una señal de que estamos en vias de acostumbrar nustros ojitos a mirar la “LUZ” de otras verdades.

(Es decir nuestra cultura nos hace ser intolerantes a otro tipo de alimento cultural que no sea el propio…)

Saludos.

¿Quién dice que sólo leí la tercera y cuarta líneas de tu primer comentario? Empiezas mal tu participación en este blog, al generalizar.

Es una terrible actitud que todos los que conformamos este blog combatimos de sobremanera.

En cuanto a lo demás, eres el ejemplo perfecto de lo que expongo: fíjate como no estás dispuesto a salir un poco de tu propia razón y dices las cosas a quemarropa, muy probablemente sólo para satisfacción tuya, y si ello ocasiona problemas, pues ni modo.

Es decir, viniste a ser el ejemplo de lo que expongo y a lo que la defensa de las ideas propias puede ocasionar. Yo nunca mencioné verdades a medias, ni mentiras, sino simplemente encontrar la forma de expresar lo que decimos.

Reza un dicho, que no hay nada repartido de forma más equitativa que la razón: todo mundo cree que la tiene, pero…. ¿que pasa si no?

Por eso inicie diciendo que EL TEMA ES POLEMICO.

Por que hablar de la verdad de cada cual hace que cada cual busque sustentarla.. y si en efecto yo soy un ejemplo por que el mensaje esta diseñado para crear polemica… basta con que alguien diga esta boca es mia para que se arme la gorda… JAJAJJAJAa bueno admito entonces que caresco de razon alguna frente a tanta sapiencia.. ( y no es burla ni sarcasmo) por que si cada quien afirmara que su verdad es TOTAL pues creo que no hay ya mas nada que decir… sea pues VIVAN las netas ABSOLUTAS

El sarcasmo de poco y nada sirve cuando se quiere debatir.

Haces un sarcamos de las “netas absolutas” y tu primer mensaje en el tema fue exponiendo la tuya, precisamente, como algo absoluto e inequívoco. Dicen en otros lados: congruencia.

Expongo mis puntos de vista y de lo que creo que debe ser un lado humano de la verdad (a final de cuentas, casi todo lo manejamos como punto de vista) porque cada cabeza es un mundo.

A final de cuentas, la cortesía nunca mató a nadie.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


  • Yamir De Jesús: Si fuera veras y bien documentado dicho libro y no mitos que muchos mexicanos se tragan te apoyaria
  • exram: Y es que desvian la critica al sistema que con tal de la ganancia no le preocupa el medio ambiente, al ser humano que no le preocupa el medio ambiente
  • eoz: Ya siento que te quiero!!
A %d blogueros les gusta esto: