No hay vacantes!

Archive for enero 2010

Soñé anoche con mi eterna novia color de sueño, que siempre le canto un poema épico a cambio de su sonrisa y su risa en forma de mariposas monarcas.

Al cerrar mis párpados me encuentro en el campo azul, andando junto con conejos negros y traviesos, sin avanzar centímetro alguno voy y de todos modos disfruto mi impotencia. Arranco al descubrir a mi amada nadando en arroyuelos de vino tinto y con peces de corcho jugando con la caña de pescar del viejo del costal.

Las flores susurran travesuras y perversiones porque saben que mis represiones y bloqueos no gobiernan mis anhelos, mis miedos aparecen en algodones de azúcar y son devorados por duendes vestidos de mariachis.

Siempre mi sueño culmina cuando mi novia color deseo me regala un beso en la mejilla y dice “Eres lo más maravilloso de mi vida. Vuelve conmigo”.

Despierto. Recuerdo que no debo cenar pesado.

Son muchas las noches que sueño contigo y no te puedo alcanzar.

Son muchos mis deseos de escuchar la melodía de tu voz.

Son demasiados los motivos para rendirte pleitesía.

Son demasiados los años que ando sobre tu cuerpo.

Son muchos los besos que tengo guardados.

Son tantas cosas que decirte.

Y llevas muerta 10 años.

Soñar duele mucho.

Más sin ti.