No hay vacantes!

De repente

Posted on: mayo 7, 2010

Hoy no me disfrazo

de Dios para amarte:

vengo como soy,

hambriento, desnudo,

desmedido, rústico,

demasiado frágil,

con el hilo a punto

de desvanecerse,

con el grito armado

de punzantes ruegos

en noches enteras:

¿qué soy sin ti

sino un vil despojo

de antiguas querencias,

fe ciega, fe muda,

fe compadecida?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: