No hay vacantes!

Archivo del autor

Un hombre estaba poniendo flores en la tumba de un pariente, cuando ve a un chino poniendo un plato con arroz en la tumba vecina. El hombre piensa “este chino debe estar medio loco”. De todas maneras se dirige al chino y le pregunta: “Disculpe señor, pero ¿cree usted que de verdad el difunto vendrá a comer el arroz? “Sí”, responde el chino – “cuando el suyo venga a oler sus flores…” Moraleja: Respetar las opiniones del otro, es una de las mayores virtudes que un ser humano puede tener. Las personas son diferentes, actúan diferente y piensan diferente. No juzguemos… solamente intentemos comprender o mejor, aceptar.

Etiquetas:

Un señor ilustre y banquero  destacado miembro del sector social más poderoso criminal y sínico de la historia de la humanidad es decir  del capital financiero dejo escapar las palabras como escupiéndolas: el problema de la economía mexicana se llama sub comandante Marcos” la sentencia de muerte está dictada  los dineros empiezan a buscar el precio de la bala que  elimine ese problema.  A  la misma hora en que el señor banquero pronuncia el dictamen Antonio hijo tirita bajo la lluvia y el frio bajo las montañas del sureste mexicano tiembla Antonio hijo pero no de miedo tiembla porque no hay fuego esa noche para espantar el frio, para tapar el agua, para alumbrar la noche. Marcos se acerca a Antonio hijo y se sienta junto a el -hace frio- dice,  Antonio hijo asiente en silencio bajo el plástico negro que hace otro techo nocturno bajo el techo de lluvia y frio están los dos hombres que son el mismo no hay fuego es cierto pero ya está el viejo Antonio acercándose con otro calor en las manos la palabra.

El viejo Antonio pone la palabra en el suelo en medio de los tres  y empieza  a hablar empieza a dar calor y consuelo con palabras que abrazan como amigas, como compañeras la tibieza llega al pecho y a los ojos Antonio hijo y Marcos dormitan bajo la noche y el frio del diciembre chiapaneco.  El viejo Antonio habla para guiar  y velar su sueño lleva su voz de la mano  a Antonio hijo y a marcos a un tiempo anterior vuela la historia para atrás hasta llegar diez años atrás para llegar antes de este frio este dormitar regresa el tiempo hasta llegar a la historia de las palabras

Los agarró la noche platicando. “Mi focador no tiene pilas” dice, desesperanzado, Antonio hijo. “Yo lo olvidé en la mochila” dice Marcos mirando el reloj. El viejo Antonio sale y regresa con hojas de watapil. Sin decir una palabra empieza a construir una champita. Antonio hijo y Marcos ayudan. Con bejuco y palos con punta en horqueta toma forma, poco a poco, un cobertizo. Después a buscar leña. Tiene rato que la lluvia y la noche se hermanan. De entre las manos expertas del viejo Antonio surge, al fin, una llamita que se convierte en hoguera. Marcos y Antonio hijo se acomodan como pueden, recostados junto a la hoguera. En cuclillas, el viejo Antonio habla y arrulla la noche y el sueño con esta historia, con esta herencia…
“La lengua verdadera se nació junto con los dioses primeros, los que hicieron el mundo. De la primera palabra, del fuego primero, otras palabras verdaderas se fueron formando y de ellas se fueron desgranando, como el maíz en las manos del campesino, otras palabras. Tres fueron las palabras primeras, tres mil veces tres se nacieron otras tres, y de ellas otras y así se llenó el mundo de palabras. Una gran piedra fue caminada por todos los pasos de los dioses primeros, los que nacieron el mundo. Con tanta caminadera encima, la piedra bien lisita que se quedó, como un espejo. Contra ese espejo aventaron los dioses primeros las primeras tres palabras. El espejo no regresaba las mismas palabras que recibía, sino que devolvía otras tres veces tres palabras diferentes. Un rato pasaron así los dioses aventando las palabras al espejo para que salieran más, hasta que se aburrieron. Entonces tuvieron un gran pensamiento en su cabeza y se dieron en su caminadera sobre otra gran piedra y otro gran espejo se pulieron y lo pusieron frente al primer espejo y aventaron las primeras tres palabras al primer espejo y ése regresó tres veces tres palabras diferentes que se aventaron, con la pura fuerza que traían, contra el segundo espejo y éste regresó, al primer espejo, tres veces tres el número de palabras que recibió y así se fueron aventando más y más palabras diferentes que se aventaron, con la pura fuerza que traían contra el segundo espejo y éste regresó, al primer espejo, tres veces tres el número de palabras que recibió y así se fueron aventando más y más palabras diferentes los dos espejos. Así nació la lengua verdadera. De los espejos nació.
Las tres primeras de todas las palabras y de todas las lenguas son democracia, libertad, justicia.
“Justicia” no es dar castigo, es reponerle a cada cual lo que merece y cada cual merece lo que el espejo le devuelve: él mismo. El que dio muerte, miseria, explotación, altivez, soberbia, tiene como merecimiento un buen tanto de pena y tristeza para su caminar. El que dio trabajo, vida, lucha, el que fue hermano, tiene como merecimiento una lucecita que le alumbre siempre el rostro, el pecho y el andar.
“Libertad” no es que cada uno haga lo que quiere, es poder escoger cualquier camino que te guste para encontrar el espejo, para caminar la palabra verdadera. Pero cualquier camino que no te haga perder el espejo. Que no te lleve a traicionarte a tí mismo, a los tuyos, a los otros.
“Democracia” es que los pensamientos lleguen a un buen acuerdo. No que todos piensen igual, sino que todos los pensamientos o la mayoría de los pensamientos busquen y lleguen a un acuerdo común, que sea bueno para la mayoría sin eliminar a los que son los menos. Que la palabra de mando obedezca la palabra de la mayoría, que el bastón de mando tenga palabra colectiva y no una sola voluntad. Que el espejo refleje todo, caminantes y camino, y sea, así, motivo de pensamiento para dentro de uno mismo y para afuera del mundo.
De estas tres palabras vienen todas las palabras, a estas tres se encadenan las vidas y muertes de los hombres y mujeres verdaderos. Esa es la herencia que dieron los dioses primeros, los que nacieron el mundo, a los hombres y mujeres verdaderos. Más que herencia es una carga pesada, una carga que hay quienes abandonan en mitad del camino y la dejan botada nada más, como si cualquier cosa. Los que abandonan esta herencia rompen su espejo y caminan ciegos por siempre, sin saber nunca más lo que son, de dónde vienen y a dónde van. Pero hay quienes la llevan siempre la herencia de las tres palabras primeras, caminan siempre como encorvados por el peso de la espalda, como cuando el maíz, el café o la leña ponen la mirada en el suelo. Pequeños siempre por tanta carga viendo siempre para abajo por tanto peso, los hombres y mujeres verdaderos son grandes y miran para arriba. Con dignidad miran y caminan los hombres y mujeres verdaderos, dicen.
Pero, para que la lengua verdadera no se perdiera, los dioses primeros, los que hicieron el mundo, dijeron que había que cuidar las tres primeras palabras. Los espejos de la lengua podían romperse algún día y entonces las palabras que parieron se romperían igual que los espejos y quedaría el mundo sin palabras que hablar o callar. Así, antes de morirse para vivir, los dioses primeros entregaron esas tres primeras palabras a los hombres y mujeres de maíz para que las cuidaran. Desde entonces, los hombres y mujeres verdaderos custodian como herencia esas tres palabras. Para que no se olviden nunca, las caminan, las luchan, las viven…”
Cuando se despertaron, el viejo Antonio aliñaba un tepescuintle. En la fogata la leña ardía y se secaba al mismo tiempo, mojada antes por la lluvia y el sudor de la espalda del viejo Antonio. Amanecía y, al levantarse, Antonio hijo y Marcos sintieron que algo les pesaba sobre los hombros. Desde entonces buscan cómo aliviar esa carga… Todavía lo hacen…

Antonio hijo se despierta y despereza. Sacude a Marcos que, sentado al pie de un ocote, se durmió con la pipa entre los labios. Los helicópteros y el ladrido de los perros de caza espantan la mañana y el sueño. Hay que seguir caminando… Hay que seguir soñando…

El cuento del viejo Antonio, la historia de las palabras

diciembre de 1994 leido en marzo del año 2004 10 años despues

solo soy yo

solo soy yo

Cada que invito a alguien al blog, me preguntan el porque  es el blog del empleo si no hay vacantes, bueno yo pregunto por que si este es el  presidente del empleo (no mi presidente) no hay vacantes y nadie le pregunta nada a el. 

Les comparto la primer plana del periodico la reforma del dia martes  y le pregunto al señor  Calderon ¿que paso con el presidente del empleo?

 

boom de empleo

boom de empleo

¿Existe?   No

La tan soñada y anhelada mujer perfecta debía ser bonita e inteligente, ¿ quién lo dice? ¿y porque? ¿con que argumentos se atreven a decir tal cosa?. Aunque hubiese tal mujer; bella e inteligente no sería perfecta, en algún momento habría de equivocarse o en su belleza o en su inteligencia.

A mi nunca me han gustado los concursos de belleza  porque me parecen denigrantes, solo exhiben y califican a la mujer como en un aparador es decir como algo que vender, hoy hojeando el resumen anual de noticias según la reforma, me molesto ver que entre las noticias más destacadas en cuanto a narcotráfico estaba la de la llamada miss narco,  si la miss Sinaloa tercer lugar del certamen nuestra belleza  Laura Elena Zuñiga, también Reina hispanoamericana premio obtenido en Santa cruz Bolivia, que la hizo acreedora a una corona de plata con piedras bolivianas valuada 2900 dólares y aproximadamente 13,260 dólares mas en obsequios como vestidos, celulares, maquillajes y zapatos los cuales tendrá que regresar pues es lo que procede  después de haber sido destronada. Aquí en México  no le quitaron el título de miss,  pero si la hemos tachado de mala mujer porque su pareja sentimental es narcotraficante y los cacharon. La  doble moral y machismo nos ha dictado ahora exhibirle como la más pecadora de las mujeres, y no es que defienda a la narcotraficante pero cualquier ofensa a una mujer me duele y molesta.

El narcotráfico vive entre nosotros, sabemos que nuestros vecinos, hijos, amigos, compañeros, o totales extraños o consumen o venden pero ahí si no hacemos nada. El narco es: fama, dinero y poder. El narco paga por oír  la música y el artista que gusta oír y al mismo tiempo paga por no oír al que no le  place oír.  El narco seduce  también al poder político. La belleza vende y si tu le compras por ser belleza después no te vengas a quejar por lo que hay detrás de esa belleza, ¿entonces cual es la gran nota ahora? que hablamos de esa bella mujer a la que hasta premiamos y dimos obsequios.

Parece que ser bonitas (bonitas según los cánones impuestos por la publicidad comercial) es nuestro único deber, así que  si bien lo logramos como lo hizo Laura Elena, le premiamos y aplaudimos de mujer perfecta,   y cuando erramos es el apocalipsis moral,  sociedad ¿qué te pasa? deja esa doble cara, deja el  machismo, mujer se feliz, no nos preocupemos por lograr ningún titulo, ocupémonos  solo en una cosa: ser felices. Para mí eso sería lo más cercano a la mujer perfecta: una mujer feliz.  Porque nunca somos realmente lo que otros nos dicen, así como nos ponen títulos nos los quitan y no somos o dejamos de ser  mujeres por ellos.  Aceptemos lo que somos por que así hemos decidido ser. Somos mujeres,  tanto criticamos como somos criticadas, a veces las criticas o los juicios salen de un hombre o de una mujer eso no importa de quien verdaderamente salen es del machismo en el que vivimos al menos aquí en México.

Hagamos como hagamos siempre habrá quien nos juzgue mal y quien lo haga bien, no todo depende del cristal con que se mire  cuando todos son opacados por el machismo, mujeres: nuestras vidas en realidad no dependen de  la aprobación de la sociedad pffff para nada, seamos felices plenamente, por nosotras mismas y para nosotras mismas. Cometamos errores, aceptémoslos y enfrentémoslos como mujeres, esa es la única manera, no dejemos que la sociedad  nos dicte como debemos comportarnos, como todas unas señoritas o todas unas señoras hechas y  derechas, no!! Solo seamos lo que somos, lo que queremos ser; mujeres! Por si fuera poco mujeres felices!! Porque eso nadie nos lo quitara nunca, ni las mujeres machistas ni los hombres misóginos, es mas ni la muerte podrá con nuestra sincera felicidad, con la plenitud de no  vivir arrepintiéndonos de no haber hecho  aquello que  nos llena de vida.

 

Dedicada de todo corazon para cada una de nosotras:

Laura canoura /furiosa

No me digan más lo que tengo que hacer.

Después de todo no soy tan mala mujer.

Quemo la comida sólo unas veces al mes.

Y me voy dando un portazo solamente cuando no me quieren ver.

Pago yo todas mis cuentas, no le debo nada a nadie

más de lo que me puedan deber.

No controlo quién me quiere, mucho menos si me hieren,

 cuando voy por mi destino el camino está a mis pies.

No me digan más lo que tengo que hacer.

Yo se muy bien que soy una buena mujer.

Trato de vivir en esta Torre de Babel,

y no siempre lo que busco es posible de obtener.

Cuando estoy así de ausente, es mi máquina que atiende,

aunque digan mis amigos que está mal.

Leo el diario cada día, buscando alguna noticia

que me diga que la vida en algún sitio puede más.

No me digan más lo que tengo que hacer.

Yo sólo sé que soy una buena mujer.

No estoy furiosa sólo unos días al mes.

Quiero que las cosas cambien

y no siempre sé muy bien lo que hay que hacer.

No me digan más lo que tengo que hacer.

Le hago caso a mis instintos porque soy mujer.

No le tengo miedo al tiempo si sólo es envejecer.

No me escapo del amor, simplemente me adelanto,

cuando veo la señal que se aproxima el final.

 

 

Luces  por doquier, tarjetas amables, regalos, buenos deseos, buenas intensiones, gastos extremos  e innecesarios, posadas, quincenas, aguinaldos, cajas de ahorro,  vacaciones, fiestas, brindis, y lo que menos podía faltar: asaltos.

El lunes me toco a mi, mama siempre me decía no llegues tarde que te pueden asaltar, desgraciadamente este no fue  mi primer asalto y peor aun no venia de una fiesta. Ya no hay tanta gente en las calles por las vacaciones o yo que se también ha bajado el trafico y no tanto el frio, saliendo de mi casa como todos los días, tengo que caminar un par de cuadras para tomar mi combi rumbo al metro y llegar al trabajo, a cuadra y media vi en la esquina a un tipo sospechoso, pero no le di mucha importancia seguí caminando rápido pues ya era un poco tarde y casi podía escuchar a mi jefe:  la próxima ves que llegues tarde si te regreso.  Vi que el tipo se acercaba a mi y  estando como a dos metros frente a mi saco una pistola plateada como de 25 cm  se veía verdadera (hoy en día hay  ladrones que suelen usar de juguetes solo para asustar) en ese momento no me espante mas bien resignada le dije

-¿que quieres? Fue lo único que se me ocurrió

A punta de groserías – dame todo lo que traigas-

Saque  el único billete que traía de $100.00 de la bolsa y se lo di  tratando de seguir caminando pues ya estaba cerca de una avenida principal

-dije todo, ¿que mas traes? ¡Dame el celular no te hagas pendeja! Buscando con la mirada que mas había en mi bolsa

Al momento de sacar el billete sonaron unas monedas que a lo mucho eran quince pesos las saque para que viera que no era mucho y  le dije que eso era para mi pasaje., ya también groseramente pues me enojaron sus palabras y su cobardía.

-a ver hija de tu puta madre dame el celular o te quito toda la bolsa-

-¡ni que fuéramos hermanos cabron, no te lo voy a dar ya te di todo lo que traía ya vete!- respondió mi coraje y por dentro arrepentida de mis palabras pensé en las miles de veces que he recomendado ceder y dar todas las posesiones materiales  a estos brutos,  pues estas podrían enojarle mucho mas y saldría todavía peor para mi pues aparte de que la fuerza de un hombre no se compara con la de una mujer yo soy una mujer de baja estatura y el era un hombre  armado, aunque yo dudara si la pistola traía balas un solo golpe hubiera sido suficiente para vencerme. El celular y las llaves del trabajo  era lo único que traía en mi bolsa así que  decidí entregar el celular cuando el desesperado e indeciso dijo

-dicen que ya no tienen miedo pero a ver si después de un tiro la piensan mas, regrésate caminando por donde venias sin voltear-

¿Qué puedo hacer? tocar una puerta, correr, no NADA no se puede hacer nada ante estas ya tan cotidianas experiencias, no es la primera ves que me asaltan y tristemente se que no será la ultima, y es que no es tanto por las cosas que nos puedan quitar el enojo esta en que son nuestras cosas, no podemos soportar la agresión verbal y emocional pero al contrario como bien decía el tipejo este ya estamos  tan acostumbrados que ya no es miedo el que tenemos es enojo y coraje.

Todo afortunadamente quedo ahí, pues el tipo no pudo mas porque vio que se acercaba un señor a la avenida, corriendo atravesó la avenida y se perdió,  y yo al igual que cualquier otro … a trabajar, eso si me dio un dolor de estomago horrible del coraje pero esto a quien le importa.

Por mucho que digan que en México no pasa nada  esta es la ciudad donde siempre créanme siempre pasa algo  y aunque se que no es escusa y que sabiendo todo esto debería salir mas temprano de casa para llegar a tiempo al trabajo o  a cualquier otro lado me parece  de lo mas risible el trafico con el que vivimos hoy en día.
Haciendo un rapidísimo recuento de los motivos fuera de mi alcance por los que he llegado tarde el ultimo mes ya sea a mi trabajo  o a mi casa; hace cuatro semanas el  avionazo en reforma  porque si señores hasta de ese tipo de “accidentes” viales tenemos en esta hermosa ciudad hace tres semanas una avería en las vías de la terminal observatorio congestiono  la línea entera, menos trenes y mas gente  hace dos semanas iniciaron la repavimentación del circuito interior justo frente mi trabajo, y esta semana  bueno apenas es martes  y creo que todo podría pasar.  Y pensar que esta es solo mi ruta, que a diario somos entre setenta y setenta y cinco mil  usuarios solo en la línea rosa del metro en hora pico  la cuarta mas saturada después de la verde indios verdes-universidad la dos que va de cuatro caminos a tasqueña  y la nueve de pantitlan a Tacubaya según datos que me dio el STC metro.
Otro de los datos que encontré que se me hizo mas que absurdo fue acerca de la capacidad de los vagones, según el metro cabemos entre 140 y 160 personas por vagón, Si  una servidora que lo toma desde la terminal ya no cabemos imaginen las otras estaciones. ustedes  creen que dentro de este vagón haya tan solo 160 personas?

Es por algo que las personas hacen lo que vemos en este video y muchas otras cosas peores, pareciera que por locura, pero no es así. lo hacemos a diario de ida y de vuelta todo el año por necesidad. Yo solo les pido un poco de consideración (ya no educación eso ni de chiste) por aquellas madres que tienen las necesidad de cargar con sus pequeños camino al trabajo, y por las personas mayores pues a veces ni a ellos les ceden los lugares que les corresponden,   permitan bajar antes de subir, no se queden en las puertas ahora si que todos vamos en el mismo vagón y todos tenemos prisa de llegar pero eso no significa que el metro día a día tenga que ser como una Guerra. A pesar de tener que vivir en el tan estresante trafico del DF podemos ser un poco mas amables y sobrellevarlo.
Por otra parte habrá que exigir mas de los sistema de transportes de tooodooooosssss!!!! pero esa es otra pillada.



  • Ninguna
  • Yamir De Jesús: Si fuera veras y bien documentado dicho libro y no mitos que muchos mexicanos se tragan te apoyaria
  • exram: Y es que desvian la critica al sistema que con tal de la ganancia no le preocupa el medio ambiente, al ser humano que no le preocupa el medio ambiente
  • eoz: Ya siento que te quiero!!