No hay vacantes!

Posts Tagged ‘el salvador

Por una verdadera paz

Por una verdadera paz

Hace unos días cayó en un correo el audio que está abajo de este texto, es verdaderamente triste. Se trata de una niña que llama a la Policia Naciona Civil (PNC) y le dice que están agrediendo a su mamá, el agente que la atiende muestra indiferencia…. Escuchenlo. (La autora pide discresión)

Audio impactante pero necesario. Los Salvadoreños pedimos justicia

He escuchado muchas veces el concepto de periodistas como “todológos”, ya que deben de conocer y manejar todo tipo de información acerca de la situación político-social y económico del entorno para tener una mejor calidad de notas informativas. El “saber”, así como la palabra, se vuelven herramientas importantes para comprender y transportar el hecho,  que al procesarse se debe de volver una noticia  objetiva y veraz posible.

Como periodistas siempre se debe de tener en cuenta dos conceptos muy claros: derechos y deberes. Un redactor que no conozca los derechos corre el riesgo de no cumplir con su labor en su máxima expresión, ocurre así mismo con uno que no reflexione acerca de los deberes a la hora de ejercer su profesión. Es necesario poner en la balanza y utilizar las palabra de forma responsable, guiados por el código de ética , la constitución donde habla de los derechos más comunes, como lo es el derecho  a la Libertad de expresión, y el sentido común que nos dice que siempre se debe estar al servicio de la sociedad. Así se logrará cumplir con una de las nociones, considero,  que es importante y difícil de lograr: informar sin dañar a nadie al ser lo más objetivo posible.

Antes de adentrarnos más a este tema es necesario definir qué es Libertad. Según  el diccionario la libertad es la “facultad natural del hombre para obrar según su voluntad.” También el  periodista colombiano, experto en ética periodística, Javier Darío Restrepo, en su articulo “Una libertad sin retórica” menciona que  “La libertad no es una cosa, ni un símbolo, ni una ley, ni una metáfora; es una realidad que nace crece y se fortalece en cada ser humano”. Y sobre todo, considero, en los periodistas.  Cada articulista es responsable de hacer de la libertad una realidad, de construirá en ellos mismos, conocerla en su totalidad para saber los límites y responsabilidades que ella trae y no usarla de excusa en momentos en los que se quiera pasar sobre los derechos de los otros, cómo sucede en muchos casos con la libertad de expresión y la libertad de prensa son dos derechos que ayudan a construir una sociedad más democrática, así mismo, no hay que dejar de lado otro derecho que es muy importante y al que se acude en muchas ocasiones cuando se está ejerciendo la labor periodística: Derecho a la Información.

Se ha dicho anteriormente, los derechos deben de usarse responsablemente. Según Sergio Aráuz, periodista del faro.net, los periodistas deben de dirigirse mediante guías básicas que les ayuda a saber qué decir y qué no, como la responsabilidad, el respeto a la privacidad, no insultar, y que esto nos  asegurare que todo lo que publiquemos tiene sustento.” El uso de las libertades, como lo es la libertad de expresión, puede considerarse una verdadera realidad cuando se ha respetado y se ha utilizado de forma adecuada para enriquecer la nota periodística. Y debe de emplearse de manera responsable, para no caer en actos como la injuria1, invasión a la privacidad,  entre otros, que sólo opaca la verdadera imagen de un periodismo profesional. Es de tener en cuenta que el derecho a la libertad de expresión es el más conocido y universal, y por lo tanto, el que se puede prestar a abusos de forma adrede con regularidad.
Aunque en algunos casos el ejercicio de la libertades y derechos no solo tiene como factor la persona quien lo ejerce, sino también el ambiente en donde se mueve. Considero que acá, en El Salvador, no existe un verdadero ejercicio de la libertad de prensa, se ejerce periodismo pero en general está normado por querer cuidar que el periódico, que es visto como empresa mediatica y con el objetivo principal que sea rentable y que no se vea involucrado ninguno de los patrocinadores en alguna situación incomoda que pueda causar desprestigio a la imagen de este. Entre periodistas, es un secreto a voces que los periódicos en El Salvador siempre tienen una tendencia ideológica y que cuidan los intereses de los que ayudan a que éste sea rentable. Este se vuelve un factor ajeno a nosotros, pero no necesariamente el hecho que se ponga en practica realmente este derecho bajo estas situaciones lo vuelve un ideal inalcanzable.

Si esto se vuelve una constante al que periodistas, e indirectamente audiencia, debemos someternos, ¿Qué se puede hacer?, según Alfredo Leuco, periodista de La Nación de Argentina, “el monto y la calidad de la libertad de prensa se juega minuto a minuto entre la lucha del poder (de todos los poderes) que trata de ocultar y encubrir todo aquello que los periodistas debemos revelar y encubrir”.

No importa para que medio se publique el hecho noticioso, un periodista debe y necesita hacer uso de la libertad de prensa de las maneras más ingeniosas que estén a su alcance, para realizar noticias objetivas y veraces que ayuden a que se conozca cada detalle que afecte a la población de modo significativo.
Pero para que los miembros de la sociedad, la audiencia, conozca la noticia con objetividad y la mejor calidad, es necesario que se obtenga la información adecuada. “Entre más fuentes una nota se vuelve más rica”, decía Sandra Moreno, mi profesora de talleres de periodismo, y los redactores saben lo difícil que se vuelve acceder a fuentes cuando muchas veces son de carácter oficial y el medio al que representan no es reconocido o el que ha sido menos “condescendiente” con ellos. Tal como me sucedió mientras hacía una nota acerca de la Esclerosis Múltiple  para la revista estudiantil ComUnica.edu.sv, hace algunos meses, y necesité una información del Instituto Salvadoreño de Seguro Social (ISSS). Intenté comunicarme con la institución y cuando le comenté del medio para el que estaba haciendo mi investigación, la encargada de prensa cortó toda comunicación conmigo, debido a la poca difusión que puede tener el medio o que ella considerara que la revista o la nota podría perjudicar a la imágen del ISSS
En otros países,  el comportamiento expuesto,  pudo haber sido examinado mediante una entidad rectora. ¿Qué los obligaría a esto? el derecho a la información, al  que tenemos tanto los periodistas, como los ciudadanos a conocer todo tipo de información pública, siempre y cuando esta no sea considerada privada o restringida. Hasta el momento, el derecho está implícito cuando se hace una investigación periodística, pero no hay ninguna forma de obligar a las entidades publicas a responder cuando se pide alguna información. Por lo que hasta el momento se ha estado trabajando en la  Ley de Transparencia y Acceso a la Información que brindará una garantía a que se cumpla. 

Según Carmina Castro y Raúl Viamariona, encargados de la redacción del Anteproyecto de Ley que velará por Derecho a la información, esta puede ser negadoa de manera explícita,que se diga por qué no se dará, o implícita, no . Ya sea se le diga que no porque el medio al que se representa tiene diferencias ideológicas a la que el objeto de investigación no está de a cuerdo o simplemente ignorando las peticiones, tal como me sucedió en el ISSS. Quizá el caso más sonado en el que se le ha negado el derecho a la información es cuando se rechazó aclarar el monto gastado en la nueva campaña de imagen del presidente Antonio Saca, al periodico en linea, elfaro.net. En el caso de haber existido la ley, los representantes del presidente tenían la obligación de decirle si le darían la información o no y por qué, además de establecer en cuánto tiempo se entregaría esta información. 

Hasta el momento en el que no exista la ley considero es necesario, tal como lo dijo Francisco Elías Valencia, director del diario Co-latino, “…este derecho ha sido propio de los medios no de los periodistas, no de los comunicadores sino de los dueños de los medios.” es necesario que el derecho a la información, así como el derecho a la libre expresión, derecho de prensa, se comience a respetar por medio de la apropiación del mismo, de parte de los periodistas y de los ciudadanos. Esto se dará mediante el conocimiento de los derechos, de saber cuando acudir a él y reclamar por él aun cuando sea por medio de un e-mail o una llamada que mencione la violación de derechos para quien lo haya hecho. Lo importante es conocerlos para exigirlos y saber cuando, donde y cómo utilizarlos,

Cierro diciendo que los derechos y las libertades construyen mejores realidades cuando se acompañan con el conocimiento y la responsabilidad. Debemos de aspirar a tenerlo en mente cada vez que escribamos debido a que los periodistas somos uno de los agentes que ayudan a construir una red de significaciones en la sociedad y dejamos un legado bajo el cual se recordará la realidad q estamos viviendo.



  • Ninguna
  • Yamir De Jesús: Si fuera veras y bien documentado dicho libro y no mitos que muchos mexicanos se tragan te apoyaria
  • exram: Y es que desvian la critica al sistema que con tal de la ganancia no le preocupa el medio ambiente, al ser humano que no le preocupa el medio ambiente
  • eoz: Ya siento que te quiero!!