No hay vacantes!

Los vientos sembrados

Posted on: diciembre 15, 2008

zapatazo_a_bush

George Bush hizo lo políticamente correcto: visitó, por última vez como mandatario de la otrora nación más poderosa de este pobre y devaludado mundo, la tierra en donde sus soldados mueren y por inculcar la paz y la prosperidad de aquel sueño americano que hoy es pesadilla mundial. Bush (Babush II pa’ los cuates) volvió a Iraq. ¿Qué quiso ver por última vez? No tengo ni la menor idea, por eso, cuando vio lo que no se esperaba tuvo que agachar una vez más y como tantas otras, su cabeza y ahora lo hizo literalmente hablando.


Para variar, una cosa son los informes de gobierno y otra los hechos a los que aluden esos informes. Hoy se confirma el negocio redondo para algunos de los consentidos del Presidente “Perro” –En México al mandatario le llaman espurio– El New York Times anuncia con bombo y platillo que el Pentágono ha maquinado cifras para ocultar el enorme fracaso de más de cien mil millones de dólares Las diferencias entre las distintas agencias gubernamentales, la ignorancia de aspectos básicos de la sociedad iraquí y la inseguridad del país fueron las causas del fracaso, según el texto de la Oficina del Inspector General Especial para la Reconstrucción de Irak, encabezada por Stuart Bowen, y hasta ahora no publicado.


En una conferencia de prensa realizada el domingo 14 de diciembre de 2008, un periodista iraquí profirió los insultos más lastimosos que la cultura árabe puede inferir a un ser humano: llamarlo perro y aventarle el calzado a la cara del aludido. Eso fue lo que pasó y por supuesto el agresor ya está detenido, con la oferta de 100 abogados dispuestos a defenderle y con el reconocimiento de toda una parte de un pueblo que ha sido vejado, humillado y ve, con estas acciones, una especie de ínfima venganza que, con todo y lo pequeña que pueda llegar a ser, sigue siendo venganza y como tal se disfruta.


Babush II tuvo que mostrarse ágil por lo menos una vez en su vida si no quería que le pasara lo que al perico; libró los dos zapatazos pero el insulto y la ofensa estarán allí ad vitam eternam como el epílogo que merece un gobernante como él, que sólo buscó pleitos y confrontaciones y que ahora se va sin que nadie lo llame a cuentas. Lástima que fueron solo zapatos y no otra cosa, huevos podridos, por ejemplo.


“este es el beso de despedida, perro” Es la frase de aquel periodista. Son los principios de tempestades que retoñan de aquellos vientos que el Babush II sembró hace seis años, el problema con éstas últimas es que sólo se perciben según su magnitud y fuerza pero no pueden ser controladas ni de chiste una vez que soplan con toda su intensidad.

Anuncios
Etiquetas: , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: