No hay vacantes!

Hoy no me disfrazo

de Dios para amarte:

vengo como soy,

hambriento, desnudo,

desmedido, rústico,

demasiado frágil,

con el hilo a punto

de desvanecerse,

con el grito armado

de punzantes ruegos

en noches enteras:

¿qué soy sin ti

sino un vil despojo

de antiguas querencias,

fe ciega, fe muda,

fe compadecida?

Anuncios

 

Con el afán de participar del dialogo y la propuesta democrática de nuestro país queremos anunciar el lanzamiento del podcast Kilómetro 22 realizado por el equipo conformado por dannyatm y eoz en el cual los temas de política y sociedad estarán bajo constante análisis desde este espacio.

El acercamiento  que buscamos darle a los temas tratados es desde la perspectiva de una voz ciudadana la cual buscamos que sea una propuesta de escucha ante el avasallamiento oficial y oficioso de la mayoría de medios tradicionales de comunicación.

En esta ocasión  presentamos un podcast casi, casi artesanal del equipo kilómetro 22. En la primera entrega se aborda el sexenio de la muerte de Felipe Calderón y de cómo se ha ido enseñoreando esta durante los primeros 3 años de su sexenio.

Opciones de escucha y descarga:

Desde poderato.com

http://poderato.com/kilometro22/kilometro-22-el-podcast

Desde 4shared:

http://www.4shared.com/audio/iAbHT1ux/km22pdcst01.html

Sobra decir que son bienvenidos todos los comentarios, criticas y sugerencias para el mejoramiento del producto.

Contacto: podcast_kilometro22@hotmail.com   http://twitter.com/kilometro22

Gracias.

eoz.

Un hombre estaba poniendo flores en la tumba de un pariente, cuando ve a un chino poniendo un plato con arroz en la tumba vecina. El hombre piensa “este chino debe estar medio loco”. De todas maneras se dirige al chino y le pregunta: “Disculpe señor, pero ¿cree usted que de verdad el difunto vendrá a comer el arroz? “Sí”, responde el chino – “cuando el suyo venga a oler sus flores…” Moraleja: Respetar las opiniones del otro, es una de las mayores virtudes que un ser humano puede tener. Las personas son diferentes, actúan diferente y piensan diferente. No juzguemos… solamente intentemos comprender o mejor, aceptar.

Etiquetas:

Si pudiera echar el tiempo a un lado y jugar a la cena con tus muñecas, en lugar de enviciarme con el trabajo cotidiano y justificar mis ausencias proveyendote de los material, no de cariño; si en lugar de enclaustrarte en un espacio cerrado hubiera jugado al papalote en el parque; si pudiera explicarle a Dios que no te llevara porque me muero si no escucho tus risas, tus preguntas inocentes y tu maravillosa fe en la gente.

El 5 de junio me contaste que descubriste que las catarinas volaban y Santa Claus es más gordo que Baltazar, contesto mi celular y seguiste contandome tus descubrimientos y alegrías.

El 5 de junio me diste un beso y acariciaste mi cara porque no me rasuré y gritaste “raspa tu cara, papá.

El 5 de junio recibí en mi celular que se quemaba una guardería. Yo estaba en una junta y hasta que me llamó tu madre, me dí cuenta que ahí estabas.

El 5 de junio cargue tu cuerpecito ya muerto, inerte, inocente, quemado, con tu rostro desfigurado por el fuego.

El 5 de junio se fue mi angelito a cuidarme desde el cielo.

El 5 de junio me arrancaron mi corazón.

Desde el 5 de junio le pido a Dios fuerzas para no ir por ti.

Desde el 5 de junio veo hijos de puta y ángeles caídos.

No puedo despedirme de ti y pido a Dios que te cuide, porque yo no te cuide.

Mi angelito, mi bombochas, mi nena, mis ojos, mi vida, mi carne.

Te fuiste y no te puedo decir adiós.

Ma’ (1959-2009)

A ti, que llenabas de esperanza y no sabias nada de condiciones objetivas ni subjetivas y mucho menos te importaba que significaba la revolución, el comunismo o la teoría.


Hoy día el mayor problema de las vanguardias y los movimientos sociales que quieren liderar el cambio no es su falta de plataforma politica ni una tactica equivocada ante las condiciones objetivas de que tenemos. Hoy día su mayor problema es su ceguera para ver que sus mentes iluminadas los deslumbran y no los dejan ver mas alla del tesoro que tienen enfrente mientras fuera los de a pie, se defienden, se organizan.

Los medios han desatado a sus perros que ladran y quieren callar los gritos de fuera, el gobierno a soltado a los suyos para que muerdan y destrocen a aquellos que gritan mas fuerte que los ladridos de aquellos. Sin embargo y esto lo que siempre se les olvida la conciencia de aquellos que quieren justicia, paz y pan, no esta condicionada a callarse ante tales ataques, es necia y no se rinde.

Porque aun cuando insistan en que es una cuestion de madurez, que ya el tiempo hara ver las cosas de otro modo, “que ya me cansare y que tiene precio este querer” no se dan cuenta de lo gratificante que es tener dignidad y una conciencia limpia (que no tranquila porque ante la porqueria de los de arriba, es lo que menos puede tener uno la conciencia).

Y es que no es que uno vea la silla y  alla se quedado sentado uno en ella, es que la ve, se queda parado viendola un año y afortunadamente uno no se sento.

Abrazos gatunos, gatunos, sin arañazos.

Está por estrenarse la película de animación por computadora llamada “Batalla por Terra” en donde, para variar, los seres humanos, que han acabado con la Tierra, han puesto sus codiciosos ojos en Terra para hacerla habitable para ellos a costa de los habitantes nativos de este nuevo mundo. Pero no se les pone fácil el asunto, una joven Terrana iniciará una lucha de resistencia para impedir que los alienígenas destruyan su mundo como lo han hecho con otros, entre ellos el planeta materno de los invasores: la Tierra.

Ya Carl Sagan advertía de la forma en que los seres humanos estamos depredando a nuestro planeta cuna, en un afán por la conquista de lo material por encima de lo humano; en el quinto capítulo de la serie y el libro “Cosmos” “Quién hablará en nombre de la Tierra” se expone el riesgo que somos para nosotros mismos y el universo. Ahora bien ¿A qué viene el prolegómeno precedente? A que ahora resulta que los seres humanos somos lo como se nos presenta en cintas como Ávatar, Batalla por Terra o Distrito 9.  Somos los más jijos de nuestra jijurria y pobrecitos de aquellos que no son como nosotros porque o los desaparecemos o los convertimos en esclavos.

En lo personal no comparto esta visión pesimista de nuestro género. No la comparto porque sigo pensando en que somos más que una plaga; que lo único malo es que nos ha tocado una época en donde los gandallas se aprovechan y que esa época ya no tarda en terminar.

Si así fuera, si al final aceptamos la idea que el resultado de 25 mil años de evolución es simplemente una mejor forma de depredador, entonces algo muy malo es lo que priva en nosotros, porque si somos depredadores, tarde o temprano nos hemos de encontrar con un depredador más hojaldra que nosotros y como tal, entonces sólo aspiraremos a ser las presas y morir porque esa es la ley de prepotente y por lo que veo en el cine, ahora nostros somos los más gandallas.

Ora resulta.

Soñé anoche con mi eterna novia color de sueño, que siempre le canto un poema épico a cambio de su sonrisa y su risa en forma de mariposas monarcas.

Al cerrar mis párpados me encuentro en el campo azul, andando junto con conejos negros y traviesos, sin avanzar centímetro alguno voy y de todos modos disfruto mi impotencia. Arranco al descubrir a mi amada nadando en arroyuelos de vino tinto y con peces de corcho jugando con la caña de pescar del viejo del costal.

Las flores susurran travesuras y perversiones porque saben que mis represiones y bloqueos no gobiernan mis anhelos, mis miedos aparecen en algodones de azúcar y son devorados por duendes vestidos de mariachis.

Siempre mi sueño culmina cuando mi novia color deseo me regala un beso en la mejilla y dice “Eres lo más maravilloso de mi vida. Vuelve conmigo”.

Despierto. Recuerdo que no debo cenar pesado.